Menu

Silfredo Camargo

Información sobre Silfredo Camargo

Silfredo Camargo

Autobiografía de Silfredo Camargo: capítulo 4

Silfredo Camargo

Un par de días después tome el cargo como gerente comercial en una de las distribuidoras de medicamentos OTC mas importante de la costa atlántica.

La distribuidora que gerencia de medicamentos OTC la cual fue mi última experiencia laboral se llama: Grupo ECO S.A. Y mi jefa ahí se llama Sandy Esteban.

Los resultados y las metas no se hicieron esperar y pronto se fueron dando, pero al mismo tiempo conocí una industria que siempre le había hecho el quite porque al momento no había conectado un proyecto que me hiciera hacer clic.

Un fin de semana gracias a una de esas buenas relaciones, un gran amigo para el momento, me invitó a una reunión donde hablarían de un tema de inversión y me gusto, al ver dos mujeres que no hacían las cosas bien, pero eran unas buenas entusiastas, ellas tenían el resultado y estaban generando más que yo sin tener la experiencia que yo tenía.

Y esto me atrapó por mi filosofía de ver las cosas: de creerle al que tiene resultados y ella lo están teniendo.

Recuerda que la biblia dice: una fe sin obra, es una fe muerta; muéstrame tus obras para conocer tu fe, en pocas palabras no me hables de algo en que no tienes resultado, muéstrame tus resultados para creer lo que dices y lo que hablas.

Esa noche hice clic y me dije: ¿Silfredo De Jesús, que pasaría si con tú experiencia y él conocimiento de Marketing Relacional que tienes desarrollas este negocios??? Y me respondí: de seguro serás exitoso, llenarás salones y este será el puente más rápido para lograr lo que quieres.

Y cuando me refiero al puentes más rápido es porque no te he dicho que entre mis trabajo como empleado siempre tuve negocio alternos y en la mayoría de los negocios alternos fallaba, era algo irónico, tenia éxito como empleado pero no como empresario que era lo que quería ser al final, y esa noche entendí porque fallaba, porque mi mayor esfuerzo se especializaba en ser un buen empleado y no en ser un gran hombre de negocios.

Así que ese día tenía que tomar una decisión, si seguir especializándome en ser el mejor empleado o especializarme en ser el mejor hombre de negocios. Esa noche decidí caminar un par de cuadras mientras llegaba a casa para decirle a mi esposa que iba a renunciar porque había encontrado el puente para conseguir lo que siempre he querido.

Sabía que a ella no le iba a gustar la idea de renunciar, ella es de pensamiento muy conservador pero aún así ya le decisión ya estaba tomada, iba a renunciar y especializarme en ser mi propio jefe, en ser un hombre de negocios y lo que más feliz me hacía era que solo era aprende un sistema y enseñarlos a otros para qué siguieran el mismo camino y tuvieran el mismo éxito.

Y aquí recordé la pirámide del conocimiento y todos mi experiencia hasta ese momento y me dije: nada ni nadie, solo Dios puede impedir mi éxito.

Así que al día siguiente llegue donde mi jefa con la carta de renuncia, ella no lo esperaba y no le gusto y se enteró sobre el proyecto que iniciaría y me dijo: esa vaina no sirve, eso no es para ti, vas a fracasar, eso es para vago y tal y tal.

Yo tenía dos opciones en ese momento, creer a lo que ella me decía o creer en mi propio instinto, así que me fui por la segunda opción creer en mi instinto, en lo que yo quería, pero adivina que??? No habían pasado dos meses cuando el proyecto había fracasado en el país y tenéis problemas legales por regulación de ley por parte del estado.

Me dije: será que me exjefa tenía razón y deba volver a ser el buen empleado, esto no solo me lo decía mis pensamientos, también me lo decía mi esposa, mis hermanos y mi mamá, pero dije no, ya tome este camino y este puente y vi que ya otros tenían los resultados y los resultados de otro me motivaron a no desistir, así que tome la decisión de estudiar y especializarme en la industria y ser un verdadero profesional en ella, tenía que buscar resultados rápidamente, por una sencilla razón, empecé a creer que si se podía porque veía los resultados de otros y sabía que si yo tenía resultados la gente me vería y así generaría seguidores.

Me demoré un par de años pero lo logré, en este proceso entendí que todo éxito requiere de sacrificio, esfuerzos, de muchos noooo, pero lo más importante es no parar, recuerda: no puedes quedarte con tu realidad y olvidarte de tu verdad.

Una vez empecé a tener éxito llagaron dos empresas más y el éxito me internacionalizó y aquí en este escalón de mi vida conozco una gran industria y ésta me da un giro de 180 grados.

Esta industria la conocí en noviembre del año 2015,  fue algo extraño, porque todo lo que había construido en otra compañía con otro equipo de trabajo estaba a punto de terminar por ese nuevo rumbo, sería iniciar desde cero y sin nadie, era un gran reto, pero iniciar de cero no fue bueno, fue excelente, era una industria que nadie conocía o muy pero muy pocas personas conocían y esto fue lo que más me entusiasmó y me llenó de animo, sabía que no era una industria fácil, no era para nada conocía, imagínate algo; llegar a alguien hablarle de criptomonedas, cuanto decía la palabra “criptomoneda”, la gente me decía: cripto queeeee, que es esa cosa, eso conque se come o que a jajajajja jajajjaja (risa).

En fin todo esto me lleno de emoción y sabia que tenía que leer y leer, prepararme y prepararme, fueron muchas noches sin dormir, fueron muchos días de 24 horas donde trabajaba 22 horas porque quería ser el mejor en el tema.

Es una industria llena de un léxico no tan sencillo de entender y aparte de todo daba un miedo, financiero, por su volatilidad y el hecho de tratarse de tener dinero virtual, el mundo de las criptomonedas no es fácil, pero una vez lo entiendes se que verás una gran oportunidad, en este mundo encontrarás minería, creación de dinero descentralizado, trading  descentralizado, en fin, esto la transformación de la economía mundial.

La economía jamás volver ser igual, las personas tienen que entender que lo que se transforma jamás vuelve hacer igual, cuando el carbón se transforma en diamante, el diamante jamás vuelve hacer carbón, los medios de pagos se están transformando y una vez lo hagan no tendrán vuelta atrás.

Esta industria cambió mi vida, le dio un giro de 180 grados, aprendi hacer el trading en el mundo cripto y una vez aprendí y obtuve los resultados que quería me he dedicado a enseñar a los demás de este tema, creo que mi gran éxito en este mundo apenas inicia, hoy me encuentro en un monte de transformación y la transformación duelo pero recuerda, esta es mi realidad más no me verdad….

La autobiografía de Silfredo Jesús Camargo tiene 4 capítulos. Este que has leído es el 4: